Los vergonzosos ataques en contra de la familia

El mes de mi cumpleaños debía haber sido un mes feliz.Pero una noticia atemorizante me tomó por sorpresa sobre aquellos menos capaces de defenderse a sí mismos: el recién nacido.

rossana-mas-chica mormon

Primero, algunos antecedentes.El año 2005, los doctores en los Países Bajos admitieron abiertamente matar a los bebés con espina bífida (una malformación neurológica en la espina vertebral) y otros bebés con defectos –bajo la excusa de que eran decisiones y protocolo bioéticos.

Ahora avancemos tres años.Mientras este informe en el año 2005 había causado un gran impacto y horror de diferentes gobiernos en todo el mundo, ¡ahora un artículo en un diario líder sobre bioética realmente defiende la práctica! Así que yo pregunto: ¿Cuánto están cayendo las sociedades del mundo –y tan rápido- que sólo valoran a aquellas personas con cuerpos perfectamente formados?

Lo que algunos ven como deformidades –y por lo tanto argumentan la “necesidad” de infanticidio – Dios lo ve bajo una luz diferente.Él, después de todo, permitió la discapacidad en primer lugar.Uno de los primeros apóstoles en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (los mormones) declaró:

“Ningún dolor que suframos, ninguna prueba que experimentemos son en vano.Éstos ayudan a nuestra educación, al desarrollo de cualidades tales como la paciencia, fe, fortaleza y humildad.Todo lo que sufrimos… forja nuestros caracteres, purifica nuestros corazones, expande nuestras almas y nos hace más tiernos y caritativos…” (Kenneth H. Beesley, “Cuál es el propósito del sufrimiento” New Era-en inglés, Abril 1975, 36).

¿Quiénes somos para discutir la falta de valía de un individuo?¿Quiénes somos para establecer un nivel sobre qué bebé merece vivir y cuál necesita morir?Si el infanticidio se aplicara sólo en los Países Bajos, aún sería horripilante.Pero aún más espantoso es que la actitud de que estas acciones infanticidas sean defendibles, se esté expandiendo.Todo en el nombre de prevenir el “sufrimiento”.

Sólo por qué el Señor PERMITE el sufrimiento.Porque aun Jesucristo no fue inmune al sufrimiento.Leemos en Hebreo 5:8:

“Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia” (Hebreos 5:8).

¿Qué es tan instructivo acerca de sufrir que Dios, quien nos ama, permitió el sufrimiento? ¿Qué joyas de entendimiento o experiencias debemos adquirir?El apóstol Pablo habló al respecto hace 2000 años.Él dijo:

“Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en insultos, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2 Cor. 12:10)

En este mundo confuso en el que vivimos, donde las personas están dispuestas a matar a un bebé debido a algunas anomalías físicas, cuán consolador es escuchar la voz de Dios a través de Sus profetas.Hay sabiduría y un propósito a nuestra existencia aquí, aun cuando un bebé nazca con espina bífida.Igual que un niño de dos años no comprende la sabiduría de sus padres cuando lo crían, nosotros aún no siempre comprendemos los propósitos de Dios.Pero sí sabemos esto: Las familias son importantes.Ellas son centrales a Su plan.¡Por lo tanto, cada niño importa!Nadie merece ser asesinado en las manos de un médico, simplemente porque la columna vertebral no se formó completamente.

rossana olimpics mormonrossana_sis.jpg

Que podamos elevar nuestra voz en apoyo de la familia.Que podamos buscar la voluntad de Dios estudiando Sus palabras, ya sea a través de las escrituras o a través de las palabras de profetas contemporáneos.Cualquiera que sea la forma en que lo hagamos, ¡que podamos ser defensores de la familia y traer gozo a la familia en todas las formas posibles!

Por Cindy Bezas el 27 de febrero de 2008.

| Fortaleciendo a las Familias

Deja un comentario*

comment_before*