“Eternamente en deuda con vuestro Padre Celestial” Lección 15 – Libro de Mormón

Dios el Padre

El objetivo de esta clase es aumentar nuestra comprensión en cuanto a la deuda que tenemos con Dios y animarnos a “despojarnos del hombre natural… por la expiación de Cristo del Señor”. (Mosíah 3:19)

  1. El Rey Benjamín enseña a sus hijos y pide a Mosíah que congregue al pueblo

Analicemos Mosíah 1

 

  • En el libro de Mosíah, el primer relato del rey Benjamín no se relaciona con su reinado, sino con sus enseñanzas como padre (Mosíah 1:2-8)
  • ¿Qué enseñó el rey Benjamín a sus hijos? Nótese que la palabra misterios en los versículos 3 y 5 se refiere a las verdades espirituales que sólo se conocen por medio de la revelación.
  • Note las diferencias entre los nefitas que estudiaban las escrituras y los Lamanitas que no (Mosíah 1:5) ¿en qué forma se refleja la diferencia en nuestra sociedad moderna?
  • El rey Benjamín “encargó a Mosíah los anales sobre las planchas de bronce. El Señor ha mandado a los profetas, videntes y reveladores de nuestros días que se aseguren de que las escrituras sean “preservadas y protegidas”
  • Al final del discurso del rey Benjamín a sus pueblo, este rey enseñó al pueblo a tomar sobre sí es nombre de Cristo.

  1. El Rey Benjamín enseña al pueblo que está eternamente en deuda con Dios.

Analicemos Mosíah 2

  • ¿Cómo se organizó el pueblo una vez que llegó al templo para escuchar al rey Benjamín? ¿Qué hizo el rey Benjamín para que todos escuchen sus palabras? ¿Qué semejanza hay entre esa reunión y una conferencia general hoy en día?
  • El rey benjamín dijo al pueblo que le había mandado congregarse para que trataran livianamente sus palabras (Mosíah 2.9). ¿Qué significa abrir nuestros oídos, corazones y mentes a las enseñanzas de los profetas vivientes?
  • ¿Qué es lo que más admiran de la forma que el rey Benjamín sirvió como rey?
  • ¿Qué enseñó el rey benjamín en cuanto al servicio?
  • ¿Qué clase de servicio inspira a otros a “dar gracias a su rey Celestial”?
  • ¿Qué significa ser un servidor inútil?

El presidente Joseph Fielding Smith dijo: “¿Piensan que algún día será posible que cualquiera de nosotros, por más duro que trabajemos… podamos pagarle a nuestro Padre Celestial  y a Jesucristo las bendiciones que hemos recibido de Ellos? El gran amor, al igual que las bendiciones que le acompañan, que se nos extendió mediante la crucifixión, el padecimiento  y la resurrección de Jesucristo, queda fuera de nuestra capacidad mortal para comprender. Nunca podríamos pagarlo.”

  • Dado que somos servidores inútiles estamos eternamente en deuda con nuestro Padre Celestial de entregarle todo lo que tenemos y somos.
  • Después de que nos han enseñado los mandamientos ¿cuáles son las consecuencias de rehusarnos a obedecerlos? (Mosíah 2:36-39)

 

  1. El Rey Benjamín repite las profecías de un ángel acerca de Jesucristo y Su expiación.

Analicemos Mosíah 3

 

  • Antes de que el rey Benjamín se dirija a su pueblo, él recibió la visita de un ángel que llegó a “declararle alegres nuevas de gran gozo”. (Mosíah 3:1-4)

El capítulo 3 contiene el mensaje del ángel.

  • ¿Por qué es importante saber que Él era el hijo de Dios y de María? ¿Por qué dio su vida? ¿Por qué era este un mensaje de gran gozo?
  • El élder Robert D. Hales dijo: “Lo que debemos recordar en cuanto al Salvador es que Él y solo Él tenía poder de poner Su vida y volverla a tomar. Él tenía la aptitud para morir debido a Su madre mortal, María y la capacidad para sobreponerse a muerte debido a su padre inmortal. Nuestro Salvador, Jesucristo, fue en forma voluntaria y deliberada hacia Su muerte, habiendo dicho a Sus discípulos que así sucedería. ¿y para qué?, se podría preguntar alguien. La respuesta es: Para proveer la inmortalidad a todo el género humano y la promesa de na vida eterna  a quienes creyeren en Él (véase en Juan 3:15), para dar su propia vida en rescate de otros (véase Mateo 20:28), para vencer a Satanás y su poder, y para hacer posible que el pecador sea perdonado. Sin la expiación de Jesús, existiría una barrera infranqueable entre Dios y los hombres y mujeres mortales. Cuando comprendemos la Expiación, lo recordemos a Él con respetuosa reverencia y agradecimiento.” (“En memoria de Jesús”, Liahona 1998).

 

| El Libro de Mormón
Publicado por: *Melody Mejia
Con estudios en Comunicaciones y leyes. Apasionada por el teatro, el cine, y la fotografía. Es directora de los escritores en español para More Good Foundation en Latinoamérica.
misioneros, hello, adele
Versíon mormona de "Hello" de Adele se vuelve viral
evangelio de Jesucristo
¿Por qué el día de reposo es el domingo?

Deja un comentario*

comment_before*