Sacrificios de la familia Smith: Samuel Smith

familia Smith

Este año se celebra el aniversario # 172 del martirio de José y Hyrum Smith. Por una muchedumbre pintada de negro, de un corazón perverso. José y Hyrum se enfrentaron a la muerte mientras vivían juntos. Parece que fueron llamados a sacrificarse a lo largo de su corta vida. Se les requirió renunciar a muchas cosas, al igual que a su familia, incluyendo a Samuel  Smith. Parece que esta tendencia no terminó con sus muertes.

También te puede interesar leer: Lo que la prensa en los 1800 dijo sobre el martirio de José y Hyrum Smith

Recompensa por su cabeza

Durante esa época, la profanación de tumbas y la decapitación de cadáveres eran amenazas comunes, por ejemplo, “menos de un año después de la muerte del respetado Sac y Fox Cacique Águila negra en 1838, su tumba fue estropeada, su cabeza removida, su piel desprendida y el cráneo puesto en exhibición”, (To Lie Under Yoder Tomb, 178). De esa misma fuente, vemos que Emma estaba preocupada por los rumores de una recompensa de 1.000 dólares por la cabeza de José. Únicamente su cabeza.

Afortunadamente, su cabeza no fue robada, ni su cuerpo ni el de Hyrum fue profanado. La familia Smith no había terminado de sacrificarse, ni siquiera por un gran disparo.

Samuel Smith

Samuel Smith, el hermano menor del profeta fue el primer mormón en llegar a la cárcel de Cartago. Inicialmente él partió con su hijo de catorce años en una carreta vieja, pero fue desafortunado al encontrarse con una muchedumbre que lo atacó después de que descubrieron su afiliación con el profeta. No queriendo ser disuadido, volvió a cruzar el bosque a caballo.

Samuel llegó a Cartago cuando el profeta y su hermano estaban muertos. Samuel se enfrentó con algunos de la muchedumbre que se habían escondido en un matorral. Le dispararon pero no le dieron. Al final él ayudó a Willard Richards y John Taylor a llevar los cuerpos a un hotel local. Parecía que lo peor había terminado.

Samuel, sin embargo, salió ese día con un dolor desgarrador en su costado. Después de transportar los cuerpos de vuelta a casa, reveló este dolor a su madre. Con su esposa esperando otro hijo, la salud de Samuel se deterioró, y un mes después de la muerte de José y Hyrum, la familia Smith se vio obligada a decir adiós a Samuel Smith también.

 

Un final más feliz

¿Por qué permitiría el Señor que esto le pasara a la familia del profeta? El Señor tiene un plan. Todas las cosas se hacen en Su sabiduría.

Del libro “History of Joseph Smith by His Mother”, editada por Scot F. Proctor y Maurine Jensen Proctor, eds. Leemos, “cuando la madre Lucy Mack Smith vio los cuerpos muertos de sus hijos José y Hyrum, gritó, ‘mi Dios, mi Dios ¡por qué has desamparado a esta familia!’ Entonces oyó una voz que le dijo, ‘me los he llevado para que tengan descanso’.

El Señor no olvidó a José ni olvidó a su familia. Él se preocupa por Su pueblo. En esto, podemos encontrar consuelo. Nuestro Señor no nos olvidará. Que podamos aprender de todos los sacrificios que la familia Smith tuvo que pasar.

 

Este artículo fue escrito originalmente por Justin Lewis y publicado en mormonhub.com con el título “Smith Family Sacrifices: Samuel Smith”

| Profetas Modernos
Publicado por: *Harin Scott
Esposa, madre y maestra. Con experiencia en la enseñanza del idioma inglés a adultos refugiados e inmigrantes. Trabaja como especialista de traducción para More Good Foundation. Disfruta de pasar tiempo en familia y escribir poesía.
complacencia conformismo
Cómo Satanás disfraza la complacencia como satisfacción sin que...
fe y vulnerabilidad
Fe, vulnerabilidad y por qué es bueno no saber

Deja un comentario*

comment_before*