Los mormones disminuyen la edad para salir a la obra misional

missionary-mormonsDurante décadas, ha sido la regla que los jóvenes mormones podían servir en misiones voluntarias a los diecinueve años de edad y las mujeres a los 21 años. En la Conferencia General de octubre de 2012, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cambió esta regla inesperadamente. Ahora, los hombres pueden salir a los 18 años y las mujeres a la edad de diecinueve años. Deben completar la escuela secundaria o su equivalente en primer lugar. Los jóvenes no necesitan salir antes, pero es una opción para aquellos que están preparados espiritual y temporalmente y que están interesados en salir antes. Esta política ya ha estado en vigencia en 48 países en los que había necesidad de servir más temprano debido al servicio militar obligatorio o a los límites en los rangos de edad en la educación. Los presidentes de misión informan que a estos jóvenes misioneros les va muy bien y por lo tanto tiene sentido ampliar el programa. No ha habido ningún cambio en la edad máxima. Los hombres jóvenes pueden servir hasta los 25 años. Las mujeres pueden servir a cualquier edad deseada una vez que alcanzan la edad mínima, sin edad superior.

Aunque la obra misional es una responsabilidad específica para los poseedores del sacerdocio, por lo que se espera más de los jóvenes, las mujeres están invitadas a servir en una misión, si deciden hacerlo, y son consideradas muy eficaces, a menudo obteniendo admisión a los hogares que no están abiertos a los hombres.

Los obispos (ministros laicos) han informado que muchos adolescentes ya han hecho citas para reunirse con ellos acerca de la aceleración de sus planes. Muchos jóvenes enviaron correos electrónicos a sus líderes al momento en que se hizo el anuncio. Se espera que este cambio aumente el número de misioneros en el campo debido a que muchos jóvenes optarán por salir inmediatamente después de la secundaria, disminuyendo la probabilidad de distracción causada por comenzar la universidad y sus diversas actividades, incluyendo los deportes. Muchas mujeres jóvenes se casaban antes de la edad misional en el pasado, pero ahora hay muchas más que irán a la misión. Esto hará que sea más fácil para muchos jóvenes servir después en el ejército o asistir a la universidad sin interrupción.

Para acomodar el aumento previsto, el periodo de formación en los Centros de Capacitación Misional se acortará. Se dará una formación adicional cuando el misionero llegue a su propia misión. Además, a los futuros misioneros y sus familias se les pide que se preparen de manera más intensa en el hogar. Los mormones tienen un manual de formación misional disponible para que todos los miembros y varias familias lo estudien para ayudar a sus hijos a prepararse. A los adolescentes se les pide aprender su religión a un nivel más alto antes de que salgan a sus misiones. Un nuevo método de desarrollo de lecciones para las clases dominicales de la Iglesia se anunció recientemente el cual debería ayudar a mejorar la formación.

En rueda de prensa tras el anuncio, el Élder Holland explicó que la razón por la que hay una diferencia de edad para los hombres y las mujeres es que la experiencia ha demostrado que es mejor tener un poco de diferencia de edad entre hombres y mujeres, y funciona mejor cuando las mujeres son las que son mayores. Durante el servicio misional, se espera que los misioneros se centren solamente en las cosas espirituales y no en citas. Esta es probablemente la mayor preocupación acerca de enviar fuera a todos a la misma edad.

Aunque el número de misioneros van en aumento, aún no hay los suficientes para cubrir toda la obra, en particular a medida que más zonas se abren a la obra misional. Los misioneros pueden servir en cualquier parte donde los gobiernos lo permitan. Dado que una solicitud de más misioneros se emitió hace dos años, la participación masculina ha aumentado un 6 por ciento y la participación femenina un 12 por ciento.

Se espera que el cambio tenga un impacto en la universidad propiedad de la Iglesia, llevando eventualmente a una población de más edad.

Este artículo fue escrito por:

Terrie Lynn Bittner

| Misioneros

Deja un comentario*

comment_before*