¿El espíritu de una persona existía en el cielo antes de que naciera su cuerpo terrenal?

antes de nacer

Pregunta

¿Cuáles son y dónde se encuentran las escrituras que sustentan tu afirmación de que el espíritu de una persona existía en el cielo antes de que naciera su cuerpo terrenal? ¿Acaso ese espíritu habita en el cuerpo de un bebé antes de nacer o, según tú, sucede cuando el bebé sale del canal de parto? Si el espíritu no está presente en los bebés antes de nacer. Entonces, solo son masas de carne humana que no tienen un significado eterno.

nombre de bebes

Entonces, el aborto no es algo malo en absoluto. Los muchos millones de bebés a los que nunca se les permitió dar su primera respiración no tienen importancia para Dios. ¿Qué sucede con todos esos innumerables espíritus que preexistieron en el cielo, esperando habitar en sus homólogos humanos?

Anónimo

Respuesta

antes de nacer

También te puede interesar: Lo que sabemos sobre la preexistencia gracias al Libro de Abraham

A primera vista, tu principal impulso para hacer esta pregunta es saber por qué el valor de la vida debe ser tan alto. Después de todo, si la vida dentro del útero de una madre no cuenta de alguna manera. Entonces, no importa. Considerando que si contara, ¿Cómo lo sabemos? ¿Cómo podemos probarlo?

En primer lugar, quiero que reflexiones con respecto a la Ley de Moisés. Comprende que el Señor hubiera preferido darle a Israel una ley mayor. Pero, el pueblo de Israel no estaba preparado para ello. Por lo tanto, le dio una ley convencional.

La Ley de Moisés tenía la finalidad de guiar a Israel a prepararse para la ley mayor que se daría después. Parte de la Ley de Moisés se encontraba en los castigos conocidos por cometer adulterio y asesinato. La consecuencia de cualquiera de ellos fue la muerte. Por lo tanto, parece que el Señor consideraba la vida como algo muy importante, cómo venimos a esta vida y cómo la dejamos.

Parte de la razón por la que valoramos tanto la vida es porque estamos, en cierto modo, compartiendo el proceso de la procreación que comenzó antes de los cimientos de la Tierra. Dios guarda sus poderes con cuidado y el abuso de los poderes de la procreación que todos tenemos en nuestro interior es un asunto muy serio ante Sus ojos.

Uno de nuestros propósitos principales en esta vida es, llegar aquí y obtener un cuerpo físico. A través de la Expiación de Cristo, estamos seguros de que, si bien la muerte puede separarnos de nuestros cuerpos, no es más que un asunto temporal. Recibiremos nuestros cuerpos perfectos e inmortales porque Jesús “llegó a ser las primicias de los que durmieron”.

depresión

Ahora, a tus preguntas directamente:

(P) ¿Cuáles son y dónde se encuentran las escrituras que sustentan tu afirmación de que el espíritu de una persona existía en el cielo antes de que naciera su cuerpo terrenal?

(R) Una de las escrituras que explica la existencia premortal se encuentra en Jeremías 1:5,

Antes que te formase en el vientre, te conocí; y antes que nacieses, te santifiqué; te di por profeta a las naciones.

(P) ¿Acaso ese espíritu habita en el cuerpo de un bebé antes de nacer o, según tú, sucede cuando el bebé sale del canal de parto?

(R) Nadie sabe cuál es el momento preciso en el que el espíritu realmente habita en el cuerpo. Pero, muchos Santos de los Últimos Días creen que comienza en la concepción.

Sin embargo, esta pregunta no viene al caso. Una vez que se inicia el embarazo, el resultado más común es el parto. Todo adulto maduro debe entender esto casi instintivamente.

Luego, al recordar que todo adulto alguna vez fue un feto indefenso, se debe invocar un espíritu de humildad y amor protector por parte de los padres. Pero, ese no siempre es el caso.

(P) Si el espíritu no está presente en los bebés antes de nacer. Entonces, solo son masas de carne humana que no tienen un significado eterno.

Entonces, el aborto no es algo malo en absoluto. Los muchos millones de bebés a los que nunca se les permitió dar su primer respiro no tienen importancia para Dios.

(R) Esto me hace ver solo el egoísmo que desafortunadamente es cada vez más común entre mis semejantes. ¿Puedes pensar en alguna condición universal que Dios haya colocado sobre nosotros que no tenga un significado eterno? Si puedes hacerlo, no conoces la mínima parte de la mente de Dios, que es lamentable porque Él nos ha revelado mucho más que eso.

Declaraciones como esta me hacen sentir pena por las futuras generaciones de adultos que no se preocupan por su posteridad. En realidad, esas generaciones ya están presentes entre nosotros, en padres que matan a sus propios hijos. No puedo imaginar nada más horrible, y sí, coloco a los abortos innecesarios en esa categoría.

(P) ¿Qué sucede con todos esos innumerables espíritus que preexistieron en el cielo, esperando habitar en sus homólogos humanos?

(R) Dios es un ser perfectamente justo. Todos los que le han obedecido en el mundo de los espíritus o, la existencia premortal, obtendrán la recompensa prometida de un cuerpo físico.

Ningún plan de los hombres ni de Satanás impedirá que se cumpla la voluntad de Dios. ¿Qué muerte hace que te estremezcas primero? ¿La muerte de un gatito recién nacido o la de un feto humano? Deberías estremecerte por ambas de la misma manera porque los dos son igual de inocentes ante los ojos de su creador.

No puedo enfatizar qué tan serio es el aborto como un asunto mortal cuando se visualiza a través de la palabra escrita de Dios. No existe diferencia alguna cuando el espíritu entra al cuerpo. El propósito completo de nuestra capacidad de procreación es impulsar el cumplimiento de la voluntad de Dios para todos nosotros.

En primer lugar, considerar el aborto desde cualquier otro punto de vista es pasar por alto la razón por la que se nos confió la capacidad de procreación.

Existen casos en los que un médico recomienda un aborto y, posiblemente, incluso es necesario para preservar la vida.

Incluso, en estos casos, la Iglesia advierte solemnemente que considerar un aborto en tal caso se debe hacer con oración y con el consejo suficiente no solo de los doctores, sino también de los obispos.

aborto

El tono de tus comentarios me inquieta por diversas razones. Tener un matrimonio y una familia no siempre ha sido fácil. Mis hijos no siempre han sido una fuente de alegría para mí. Han sido fuentes de preocupación, tristeza, enojo y ansiedad que solo conocen los padres.

A pesar, de todo nunca los habría abandonado por nada. Soy quien soy por la familia que ayudé a criar con mi esposa.

Me he enojado y he sido probado en todos los niveles emocionales que podría imaginar debido a la crianza de mis hijos. Las bendiciones que he recibido por tener esta vida aún no cesan de venir. No me puedo imaginar renunciando por mi propia voluntad a cualquiera de mis hijos, por ningún motivo.

Quizá, la lección más importante que necesitamos aprender es la abnegación. Este mundo se ha vuelto tan egoísta que el aborto se ha convertido en un tema de discusión. Pensé que habíamos trabajado arduamente para brindar un mundo mejor a nuestros hijos.

Espero que con el tiempo se pueda conseguir ese mundo mejor a través de las decisiones desinteresadas en lugar de las decisiones egoístas que se están considerando ahora.

Fuente: Askgramps.org

| Pregunta y respuesta

Deja un comentario*

comment_before*