Mi complicada vida: Adquiriendo perspectiva

cómo adquirir perspectiva

¿Alguna vez te has sentido abrumado por tus errores? No contestes eso. Todos lo hemos hecho.

Alejándote de ti mismo

Como una insomne ​​crónica, me acuesto despierta muchas noches sin nada en particular en mi mente. Veo las horas pasar y el cielo se ilumina afuera mientras espero poder dormir. Este es un problema, claro, pero uno con el que puedo lidiar.

A veces, sin embargo, me acuesto despierta por una razón completamente diferente.

Todos hemos cometido errores estúpidos. Hemos echado a perder oportunidades, nos hemos vuelto locos y no hemos sido las mejores personas que podríamos haber sido. Estoy segura de que no estoy sola en el sentimiento de que todos esos errores se acumulan de inmediato, sumergiéndonos en el arrepentimiento y la vergüenza. Por favor, dime que no estoy sola en haber tenido esa sensación.

A veces viene al azar: estoy caminando, pensando en mis propios asuntos, cuando mi cerebro decide recordarme el tiempo en la escuela secundaria, cuando pensé que sería una buena idea … no importa. Moriré de vergüenza si comparto esa historia.

Como la  persona sensible que soy, es fácil dejar que el temor paralizante de atormentarme me impida vivir una vida plena. Quiero decir, ¿qué pasa si me equivoco? ¿Cómo me levanto y seguir intentando después de dejar accidentalmente las cabras sueltas en la feria del condado cuando solo estaba tratando de conseguir algunos nachos?

Cierro mis ojos.

Me imagino a mí misma, dentro de muchos años, como un adulto capaz sin ninguno de los complejos que tengo ahora. Soy mayor, exitosa, probablemente casada con hijos, a millas de distancia de mi torpe adolescencia. Esta versión de mí, recuerda el pasado con cariño y buen humor, recordando los errores que cometió cuando ella era yo, pero ya no le molesta.

Me imagino muchos años después de eso, mirando hacia atrás a una vida bien vivida a pesar de los errores. Encuentro alegría al contarle a mis nietos las historias de una joven y complicada adulta, hace décadas, tratando de encontrar su camino en el mundo. Los niños se reirán de las estúpidas historias de su abuela, aceptando que nunca serán tan ridículos como yo. Sonreiré, sabiendo que van a cometer sus propios y divertidísimos  errores suficientemente pronto.

Me imagino a mí misma después de que estos juicios mortales terminen, después de haber alcanzado finalmente la meta que había estado buscando durante toda mi vida. Yo estaría descansando en el mundo de los espíritus con mi gato de la infancia acurrucado en mi regazo, pensando con cariño en todas las veces que mi tonto cuerpo mortal hizo un completo ridículo de sí mismo. Recordaré cada momento embarazoso, cada vez que pensé que moriría de vergüenza, y sonreiré y pondré mis ojos en blanco al ver cómo esos errores me enseñaron lecciones importantes que no me di cuenta en ese momento.

Cuando abro los ojos, sigo siendo una complicada joven adulta con una inclinación por perderse y tropezar con cosas, pero ya no parece ser tan importante. Después de todo, ¿qué le importa a un ángel?

He encontrado que esta técnica funciona en una serie de situaciones. No soy la niña del cartel para las técnicas positivas de manejo del estrés, y tiendo a olvidar mi propio nombre cuando estoy bajo presión. Cuando estoy abrumada por el estrés y las responsabilidades, me alejaré a algún lugar en vez de colapsar.

Un cambio de ritmo puede traer una sensación de renovación y la serenidad para hacer frente a un estilo de vida agitado. Un breve interludio entre las bellezas de la naturaleza, unos cuantos minutos de pensamientos tranquilos, leyendo un buen libro, haciendo algo que disfrutamos especialmente (incluyendo nada) por un tiempo – pueden ayudar cuando la presión se intensifica. Ensign, 1990

Adquirir perspectiva es especialmente importante para las mujeres como yo, que tienden a sujetarse emocionalmente a fuentes de estrés. Simplemente no se olviden de dar un paso hacia sus responsabilidades cuando el descanso haya terminado. De lo contrario, se convertirá en uno de esos errores estúpidos.

(No confirmaré ni negaré la veracidad de la historia de la cabra).

 

Este artículo fue escrito originalmente por Emily Sherman y fue publicado en MormonHub.com, con el título My Awkward Life: Gaining Perspective Español © 2017

| Inspiración
Publicado por: *Patricia Ortiz R. de Verano
Miembro de la Iglesia, sirvió en la misión Colombia Bogotá Sur. Es esposa, mamá y educadora en idiomas extranjeros (Inglés, Francés, Italiano), con Certificaciones Internacionales en Inglés, Diplomado en Traducción . Con experiencia en Marketing. Aficionada a la escritura, música, pintura, y a todo lo relacionado con el arte y el aprendizaje.
idiomas Libro de Mormón
El Libro de Mormón es una escritura sagrada y aquí te explicamos...
no tener deseo de servir en una misión
La respuesta perfecta de un abuelo cuando su nieto dijo que no iría...

Deja un comentario*

comment_before*