Todo lo que sabemos acerca del nuevo himnario hasta ahora

un nuevo himnario y el cancionero de los niños

Prepárate para el breakdance: El nuevo himnario está próximo… bueno, en realidad no sabemos cuándo.

… y probablemente no incluirá ninguna canción de hip-hop, así que puedes olvidar lo que dije sobre el breakdance.

nuevo himnario

Si bien no sabemos la fecha exacta de la llegada del nuevo himnario, también hay muchas cosas que sí sabemos. ¡La fecha de envío de sugerencias para el nuevo himnario se venció el 1 de julio!

Información rápida

También te puede interesar: Se anuncia lanzamiento de un nuevo Himnario y Cancionero de los niños

  • Este himnario será el mismo en todo el mundo, aunque obviamente los idiomas variarán, por lo que no se incluirán himnos nacionales.
  • El nuevo himnario está siendo recopilado y revisado por comités que trabajan “bajo la dirección de las Autoridades Generales y los líderes auxiliares generales. Los comités están conformados por empleados de la Iglesia y miembros asignados con experiencia en una variedad de áreas, que incluyen música, educación, literatura, culturas del mundo y doctrina de la Iglesia”.
  • Además del nuevo himnario se está creando un nuevo libro de canciones para niños.

¿Cómo fue el proceso de envío?

En el proceso de escribir este artículo, conversé con varios compositores que enviaron himnos para el nuevo himnario. Betsy Lee Bailey, una compositora galardonada y ex integrante del Coro del Tabernáculo de la Manzana del Templo, envió varias canciones y dijo lo siguiente sobre el proceso de envío:

“El proceso de envío tiene algunos pasos específicos. Debes darle formato a tu música de cierta manera. Debes escribirla de forma legible en un programa de notación musical y guardarla en PDF. Debes enviar dos versiones: una con tu nombre y otra sin tu nombre adjunto. Cuando finalmente estés listo para ir al sitio web para enviar, también debes contar un poco acerca de tu música: qué te inspiró, para qué podría usarse, cuáles son las voces o los arreglos musicales deseados y también un poco de ti. Quieren saber sobre tu familia, misión, llamamientos, dónde vives, etc. Definitivamente fue más complicado que solo ‘hacer clic y enviar’”.

Con respecto a la experiencia de composición musical, el compositor Mark Richins dijo lo siguiente:

“Diré sinceramente que componer específicamente para el nuevo himnario ha sido una experiencia muy emocionante. Componer siempre ha sido una experiencia inestable en cuanto al tiempo que demoro en ello. Algunas piezas musicales que hice, aparte de los himnos, demoraron años. Otras piezas musicales solo me tomaron algunas semanas hasta un mes. Los himnos que escribí específicamente para el envío, me demoraron apenas tres días. Literalmente, sentí que las melodías y las armonías se colocaban en mi mente y me sentí honrado de ser el portador de la pluma para plasmarlas en el papel.  Ya sea que mis piezas musicales sean seleccionadas o no para ser incluidas en el nuevo himnario, siempre apreciaré la experiencia que tuve al componerlas”.

Rob Watson, que compuso un himno para acompañar un poema que escribió un antepasado, tuvo una experiencia similar a la del hermano Richins:

“La experiencia fue muy impresionante para mí… siempre tuve dificultades con la composición. Mis profesores de piano se dieron por vencidos conmigo. Así que cuando [la composición de esta pieza] fluyó como lo hizo… sentí como si tuviera la mínima comprensión de lo que fue para mi compositor favorito, Handel, escribir su ‘Mesías’. Ciertamente, es una experiencia subjetiva que, fuera de ello, podría parecer una ilusión de grandeza. Pero, me pareció realmente auténtica y buena”.

La posibilidad de que uno de tus himnos se incluya en el nuevo himnario

revisión del himnario

La hermana Bailey comparó la algarabía por el nuevo himnario con la emoción que una vez se centró en el himnario de 1985, antes de su publicación.

“Estaba en la universidad durante la algarabía por el nuevo himnario de 1985. Muchos de mis amigos compositores enviaron himnos para ese proyecto. Ninguno de ellos fue aceptado en ese momento. Sé que hay muchas personas que están muy emocionadas con la idea de que se incluya una de sus canciones en el cancionero para niños o en el himnario. Están muy eufóricas por sus posibilidades. Mi actitud es más realista, creo que… de miles de envíos, solo algunos se considerarán. En el mejor de los casos, creo que la mayoría de sugerencias podrían tener la suerte de ser incluidas en la Biblioteca de Música de la Iglesia en línea”.

Sin embargo, aunque la posibilidad de que uno de nuestros himnos fuera escogido puede ser relativamente escasa, el viaje de composición  sigue siendo valioso.

“¿Me sentiré decepcionado si no seleccionan mi himno? Supongo que sería inevitable. Sin embargo, en realidad  no es una competencia. Al final, todo se trata de la decisión del Señor sobre los himnos que desea. Espero con ansias cantar las últimas revelaciones musicales cuando se publique el producto”, dijo el hermano Richins.

El hermano Watson tuvo el mismo sentimiento.

“Ya sea que seleccionen mi himno o no, fue una gran experiencia. Puedo reproducirlo al final de la Santa Cena y ponerlo en el coro de nuestro barrio”, dijo en tono de broma.

Si bien no existe una fecha de publicación exacta para el nuevo himnario, la página web de la Iglesia dice: “Se espera que el desarrollo de los prototipos para ambos libros tome varios años, según lo coordine el comité, considerando los himnos nuevos y existentes y las canciones que se incluirán. La traducción de los libros comenzará una vez finalizado el trabajo”.

Esperamos con ansias la oportunidad de entonar canciones antiguas y nuevas.

En Doctrina y Convenios, se nos da el mandamiento de “alabar al Señor con cantos” y estamos deseosos de cantar pronto los himnos del nuevo himnario.

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Amy Keim y fue publicado en thirdhour.org con el título “Everything We Know About the New Hymnal So Far”.

| Inspiración

Deja un comentario*

comment_before*