Exorcismo, sal y miel: La evolución del bautismo durante la gran apostasía

bautismo

Aquí hay algunos de los muchos cambios que sufrió la ordenanza del bautismo durante la gran apostasía.

“Te exorcizo, espíritu inmundo, en el nombre del padre y del hijo, y del espíritu santo, que salgas y te apartes de este siervo de Dios…”

Eso no es algo que normalmente esperarías escuchar en un bautismo, pero las oraciones de exorcismo fueron sólo uno de los muchos cambios que sufrió la ordenanza del bautismo durante toda la Gran Apostasía. 

Este artículo habla sobre algunos de estos cambios. Probablemente estés familiarizado con algunos (el bautismo infantil, el bautismo por aspersión), pero hay mucho más en la historia de cómo ha evolucionado el bautismo a lo largo de los siglos. James E. Talmage, en su libro “La Gran Apostasía”, ofrece algunas aclaraciones sobre los cambios que veremos en este artículo.

También te puede interesar: 3 detalles realmente geniales que te puedes haber perdido de las pilas bautismales del Templo

Los bautismos tenían lugar dos veces al año, después de un curso de preparación

Los bautismos en todo el Nuevo Testamento se realizaban con bastante regularidad. Era una ordenanza bastante simple con el fin de brindar la remisión de los pecados. También sirvió como símbolo de la muerte y un nuevo nacimiento, o resurrección, en Cristo. Siempre se realizaban por inmersión, por alguien con la autoridad para hacerlo.

“Sin embargo, en el siglo II, el mandato sacerdotal restringió la ordenanza bautismal a los tiempos de las dos festividades de la Iglesia, Pascua y Pentecostés [celebración pentacostal]…” James E. Talmage

Adicionalmente:

“Se requería un largo y tedioso curso de preparación por parte del candidato antes de que su elegibilidad fuera admitida… Según algunas autoridades, se requería un curso de preparación de tres años, a menos que fueran casos excepcionales.” James E. Talmage

Entiendo lo que la Iglesia primitiva deseaba. Tal vez el bautismo en una fiesta religiosa hacía que la ordenanza fuera más significativa. Y, por supuesto, el bautismo es un compromiso serio, y las personas deben estar preparadas para los convenios que van a hacer. Estas alteraciones no son demasiado raras, quizá algo no muy accesible, pero comprensible.

Consumir leche y miel

“Durante la segunda centuria el simbolismo bautismal de un nuevo nacimiento se enfatizaba por muchas adiciones a la ordenanza; así que se les trataba a los nuevos bautizados como infantes y se les daba de comer leche y miel en señal de su inmadurez.” James E. Talmage

Algunos dicen que la práctica no comenzó hasta el siglo tercero o cuarto, pero debido al tercer Concilio de Cartago es claro que, independientemente de la fecha, esta práctica se agregó a la ordenanza del bautismo.

“Pero las primicias, la miel y la leche, que se ofrecen en un día muy solemne para el misterio de los infantes, aunque se ofrezcan en el altar, tendrán su propia bendición peculiar, para que puedan distinguirse del sacramento del cuerpo y sangre del Señor.” James E. Talmage

El simbolismo es razonable, aunque la práctica claramente no es evidente en las Escrituras.

Ungimiento con aceite

bautismo infantil

De acuerdo con Wikipedia que todo lo sabe:

“El aceite de unción es utilizado en algunas iglesias cristianas tradicionales durante el bautismo; se cree que fortalece al bautizado para que se aleje del mal, la tentación y el pecado.

La persona preparada para el bautismo, también es ungido como un símbolo de ser el heredero del Reino de Dios, ya que los reyes y las reinas eran ungidos en las coronaciones, y empoderados para su vida cristiana así como los profetas fueron ungidos para su ministerio.”

No estoy totalmente seguro de cuándo comenzó esta práctica, pero todavía se mantiene, de cierta manera, en la actualidad. El simbolismo es bueno, pero una vez más, esta no es una práctica bautismal que se originó con Cristo. De hecho, se parece más a una ordenanza diferente que se realiza en los Templos de La Iglesia de Jesucristo de lo Santos de los Últimos Días.

Las oraciones de exorcismo

bautismo infantil

“En el siglo III la sencilla ordenanza del bautismo fue alterada y pervertida aún más con la ministración de un exorcista. Este oficial daba gritos amenazantes y temibles por medio del cual los demonios o espíritus malos que supuestamente afligían al candidato sean disipados.” James E. Talmage

Me gusta pensar que la frase “gritos amenazantes y temibles” es una exageración. Tal vez las oraciones del exorcismo cambiaron con el paso del tiempo. Realmente no lo sé. Pero para los lectores interesados, aquí hay una muestra de cómo pudo haber sido la oración de exorcismo.

“Te exorcizo, espíritu inmundo, en el nombre del padre y del hijo, y del espíritu santo, que salgas y te apartes de este siervo de Dios, [Nombre]. Porque Él te ordena, condenado, Aquel que caminó sobre el mar, y le extendió Su mano derecha a Pedro cuando estuvo a punto de hundirse.

Por lo tanto, demonio condenado, reconoce tu sentencia y honra al Dios vivo y verdadero, honra a Jesucristo Su Hijo y al Espíritu Santo; y apártate de este siervo de Dios, [Nombre], porque Dios y nuestro Señor Jesucristo se han comprometido a llamarlo a Su santa gracia y bendición y fuente del Bautismo.” Msgr. Charles Pope

Inmersión innecesaria

bautismo

“La inmersión simbolizando la muerte seguida por la resurrección, no más fue juzgada como una característica esencial, y el rociar con agua se permitió en lugar de ello. No menos que una autoridad como Cipriano, el obispo letrado de Cartago, abogó la propiedad de rociar [con agua] en lugar de la inmersión en los casos de debilidad física. La práctica así iniciada, luego se hizo general.” James E. Talmage

Según Talmage, esta práctica comenzó en la primera mitad del siglo III. Una vez más, no existe un precedente bíblico para esta alteración. Dicho esto, si uno cree que su líder eclesiástico de confianza tiene la autoridad para cambiar estas ordenanzas, entonces puedo entender por qué estas prácticas fueron tan aceptadas. 

A menudo son nuestros líderes los acusados ​​de cambiar o agregar ordenanzas al evangelio, cuando en realidad solo nos esforzamos por restaurar lo que se ha perdido durante tanto tiempo.

Bautismo infantil

bautismo infantil

“La práctica de administrar el bautismo a los infantes se reconocía como ortodoxa en la tercera centuria e indudablemente era de origen anterior… Tal doctrina es ajena al evangelio y a La Iglesia de Cristo y su adopción como un credo esencial es una prueba de apostasía.” James E. Talmage

Recuerda, Moroni condenó enérgicamente la doctrina del bautismo infantil al final del Libro de Mormón. Moroni 8: 9-11 es claro:

“Y de esta manera me manifestó el Espíritu Santo la palabra de Dios; por tanto, amado hijo mío, sé que es una solemne burla ante Dios que bauticéis a los niños pequeños.

He aquí, te digo que esto enseñarás: El arrepentimiento y el bautismo a los que son responsables y capaces de cometer pecado; sí, enseña a los padres que deben arrepentirse y ser bautizados, y humillarse como sus niños pequeños, y se salvarán todos ellos con sus pequeñitos.

Y sus niños pequeños no necesitan el arrepentimiento, ni tampoco el bautismo. He aquí, el bautismo es para arrepentimiento a fin de cumplir los mandamientos para la remisión de pecados.”

Sal en la boca

“En el cuarto siglo llegó la práctica de poner sal en la boca del miembro recién bautizado, coma símbolo de purificación y el bautismo mismo fue precedido como seguido por una unción con aceite.” James E. Talmage

Algunas religiones en la actualidad continúan usando sal de varias maneras. Encontramos algunas instrucciones sobre cómo se usó y se usa la sal en la preparación para el bautismo del libro “Sancta Missa: Rituale Romanum” de 1964. Primero, el sacerdote bendecía la sal con la siguiente oración:

“Dios todopoderoso y eterno, Padre de nuestro Señor Jesucristo, mira con favor a tus siervos a quienes te ha complacido llamar a este primer paso en la fe. Libéralos de toda ceguera interior. Corta todas las trampas de Satanás que hasta ahora los ataron. Abre, Señor, a ellos la puerta de tu amor paternal. 

Que el sello de tu sabiduría los penetre, que deseche todas sus inclinaciones impuras y sucias, y dejen entrar la fragancia de Tus elevadas enseñanzas. Para que así sirvan con gusto en Tu Iglesia y sean cada día más perfectos. Y una vez que hayan probado la propiedad medicinal de la sal, que sean aptos para acercarse a la gracia de su bautismo; por Cristo nuestro Señor.”

Luego el sacerdote decía una oración de exorcismo sobre la sal.

sal en bautismo

“Criatura de Dios, con sal, expulso el demonio de ti, en el nombre de Dios Padre Todopoderoso, en el amor de nuestro Señor Jesucristo y en la fuerza del Espíritu Santo.

Te purifico por el Dios vivo, el Dios verdadero, el Dios santo, por Dios que te creó para ser un preservador de la humanidad, y te mandó que seas santificado por sus ministros para el beneficio de las personas que están a punto de aceptar la fe. 

En nombre de la Santísima Trinidad, conviértete en un signo salvador habilitado para ahuyentar al enemigo. Por tanto, te suplicamos, Señor, nuestro Dios, que santifiques y bendigas a esta criatura, con sal, proporcionando así un remedio perfecto para todos los que la reciban, uno que impregne su ser más íntimo.

Te lo pedimos en nombre de nuestro Señor Jesucristo, que vendrá a juzgar tanto a los vivos como a los muertos y al mundo por fuego.”

El sacerdote luego ofrecía otra oración, y después:

“Tomando una pizca de sal bendita la pone en la boca de cada persona, diciendo: [Nombre], toma esta sal en señal de sabiduría. Que sea para ti también una señal que presagie la vida eterna.”

Muchos cambios

estatuas de cristo

Mucho ha cambiado en el bautismo a lo largo de los siglos. Se podría decir que la iglesia primitiva tuvo mucho que ver con eso. 

Hubo muchos cristianos sinceros y fieles que vivieron durante la Gran Apostasía. Hicieron lo mejor que pudieron con el conocimiento que tenían. Y como probablemente hayas visto, muchos de los cambios en el bautismo reflejan buenas intenciones. Pero también reflejan un paso hacia el cumplimiento de la profecía registrada en Isaías 24:

“Y la tierra se contaminó bajo sus moradores, porque traspasaron las leyes, cambiaron la ordenanza, quebrantaron el convenio sempiterno.”

El bautismo de La Iglesia de Jesucristo

bautismo

En La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el bautismo conserva su antigua pero hermosa simplicidad, como se ejemplifica en Doctrina y Convenios 20: 73-74,

“El que es llamado por Dios y tiene autoridad de Jesucristo para bautizar, entrará en el agua con la persona que se haya presentado para el bautismo, y dirá, llamándola por su nombre: Habiendo sido comisionado por Jesucristo, yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Entonces la sumergirá en el agua, y saldrán del agua.”

Este artículo fue escrito originalmente por Lds Living Staff y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “Exorcism, Salt, and Honey: The Evolution of Baptism During the Great Apostasy

| Para meditar

Deja un comentario*

comment_before*