Terapeuta Santo de los Últimos Días: Mi ex esposo maltrató fisicamente a nuestros hijos, ¿debería decírselo a su obispo?

maltratofisico

Me divorcié recientemente después de muchos años de matrimonio. Mi ex esposo es una persona emocionalmente abusiva y en el pasado ha abusado físicamente tanto de mí como de nuestros hijos.

Muy pocas personas saben cómo es él en verdad porque es una persona que se presenta a sí misma como un hombre recto, cariñoso y que minimiza o niega rotundamente cualquier comportamiento de abuso. 

Básicamente, es mi palabra contra la suya, ya que sus tratos ocurrían a puerta cerrada; sin embargo, tengo informes policiales y de Servicios de Protección Infantil donde se registra su conducta.

También te puede interesar: Terapeuta Santo de los Últimos Días: ¿Qué hacer cuando un ser querido lastima físicamente a alguien que amas? 

Sé que la Iglesia ha estado incrementando sus esfuerzos por proteger a los niños. También sé que cuando se nos pide que sostengamos a una persona en un llamamiento, tenemos la opción de oponernos si creemos que hay una razón por la que aquella persona no debería ser llamada a servir.

Mi ex esposo tiene un llamamiento donde sirve con niños. ¿Debería hablar con su obispo para informarle sobre su historial de abuso hacia mis hijos? ¿Debería reportar un ex cónyuge los incidentes de abuso a los líderes de la Iglesia para que esa persona se responsabilice de sus actos?

He considerado hacerlo con la esperanza de que si la Iglesia lo disciplina por ello, podría alentarlo a buscar ayuda y hacer cambios positivos para el bien de nuestros hijos y el suyo.

No lo hago por maldad ni por venganza, pero no deseo que otros niños, así como mis hijos, sean maltratados ​​mientras estén bajo su cuidado. ¿Qué puedo hacer?

Respuesta

Gracias por escribirme. Mis sentimientos están contigo y con tus hijos. Nadie debería tener que soportar abuso de ninguna clase.

Te entiendo cuando dices que no lo haces por maldad ni por venganza. Existe una diferencia entre la venganza y la protección. Existe incluso una diferencia entre la venganza y las consecuencias que pueden llevar a una persona al arrepentimiento.

En mi opinión personal y profesional, debes hablar con el obispo de tu ex esposo. Pregúntale si mantendrá la información que le brindes de manera confidencial.

Asegúrate de decirle que solo necesitas que escuche tus preocupaciones en lugar de confiar en él cualquier conversación que hayas tenido con tu ex esposo. No estás acudiendo a su obispo para traicionar la confianza que tu ex esposo ha puesto en ti.

Cuéntale lo que pasó. Cuéntale tus preocupaciones. Pídele que considere en oración lo que le has dicho. Cuéntale que te preocupa el abuso continuo que pueden sufrir tus propios hijos y, potencialmente, los niños de su barrio.

Es más probable que tu ex esposo arremeta contra tus hijos que en contra de otras personas porque es más fácil que pierda el control con sus propios hijos y que los encubra.

Los hijos de otras personas tienen más probabilidades de hablar de lo sucedido y menos probabilidades de respetar su autoridad, lo que podría traerle problemas, a menos que, por supuesto, estemos hablando de un abuso sexual, lo que implica más acoso, silencio y sentimientos de vergüenza por parte de los niños.

No obstante, aquello no significa que estos otros niños no corran el riesgo de sufrir abuso, ya sea que se trate de palabras fuertes en un extremo del espectro o daño físico real en el otro. El obispo debería estar al tanto de todo esto.

Y si tu ex cónyuge continúa abusando emocional o físicamente de tus hijos, eso definitivamente es motivo suficiente para ser disciplinados por la Iglesia. Tus motivos son buenos, no dudes en proteger a las personas inocentes.

Dios te bendiga, espero que esto te ayude.

Este artículo fue escrito originalmente por Jonathan Decker y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “Ask a Latter-day Saint therapist: My ex abused our children, should I tell his bishop?

 

| Para meditar

Deja un comentario*

comment_before*