Cómo No debería servir una misión de tiempo completo

 

Octubre de 2012 — El anuncio misional del presidente Monson. Mi primera reacción fue de sorpresa, luego rápidamente de temor. Yo era una estudiante en la Universidad Brigham Young en el momento, y pude ver inmediatamente las consecuencias de la convocatoria — sientas de mujeres jóvenes dignas yendo para esparcir el evangelio a todos los rincones de la tierra — y yo, sentada en medio de montones de tareas escolares viéndolas partir.

Así que ¿por qué no a la misión?

Monson

Yo era perfectamente capaz de ir, por supuesto. Yo no tenía ninguna enfermedad física o mental que me impedirían servir, y mi testimonio era fuerte y constante. De hecho, al ver a mis amigos y compañeros partir uno por uno, me pareció (en mi orgullo) que yo estaba más preparada espiritualmente para ir que muchos de ellos. Entonces ¿por qué no?

 

Tuve cero deseos.

 

No me malinterpreten, me encantó (y todavía me encanta) el Evangelio con todo mi ser. Soy miembro nacido y criado de la fe mormona, y no puedo imaginar la vida sin el poder sanador de la Expiación y el conocimiento de mi amoroso Padre Celestial. Mi alma se llena de alegría al pensar en tantas personas que están aprendiendo el Evangelio a través de los misioneros – Sólo que no tengo deseo de unirme a las filas formalmente.

 

“Mi alma se llena de alegría al pensar en tantas personas

que están aprendiendo el Evangelio a través de los misioneros –

Sólo que no tengo deseo de unirme a las filas formalmente.”

 

De vez en cuando, sentía como si tuviera que justificar mi decisión. Mi elección de servir como misionera llegaría en las conversaciones en el campus, con familiares, o en cartas a mis amigos.

 

Ignoraba el primer comentario, torpemente respondía a la pregunta de la segunda, y sentía como que tenía que defender mi decisión con la tercera. Yo diría cosas como: “Bueno, sí, no estoy en el servicio misional, pero tengo una vocación responsable”, o “Estoy trabajando en mi educación en este momento.”

 

El tener que defenderme ha creado un peso en mis hombros. Uno de mis problemas fue en la clase de Doctrina del Evangelio, donde el maestro decía: “¿Alguno de ustedes ex misioneros tienen historias o ideas acerca de esto?” Por supuesto, yo no tenía experiencias pertinentes. Yo no fui a la misión.

 

La Doctrina y la importancia de las Misiones

mormon-MemberMissionary1

 

 

 

 

 

El evangelio está destinado a cubrir toda la tierra — cada persona tendrá la oportunidad de escuchar, entender, y aceptar o rechazar el mensaje del evangelio. La Iglesia está animando a todos, ya sea misioneros apartados o no, para “acelerar” la obra de esparcir el evangelio personalmente, o incluso en línea.

 

“Cada joven digno y capaz debe prepararse para servir en una misión. Dicho servicio es un deber del sacerdocio, una obligación que el Señor espera de nosotros que hemos sido dado tanto. … Hermanas, mientras que ustedes no tienen la misma responsabilidad del sacerdocio como lo tienen los jóvenes para servir como misioneros de tiempo completo, también hagan una valiosa contribución como misioneras, y damos la bienvenida a su servicio. “-Thomas S. Monson

 

“Los canales de medios sociales son herramientas globales que pueden afectar… un gran número de personas y familias. … Ha llegado el momento para nosotros como discípulos de Cristo de utilizar estas herramientas inspiradas… para testificar de Dios el Eterno Padre, Su plan de felicidad para sus hijos, y Su Hijo, Jesucristo, como el Salvador del mundo; para proclamar la realidad de la restauración del Evangelio en los últimos días; y para llevar a cabo la obra del Señor. “-David A. Bednar

Una misión es un descanso espiritual del mundo. Misioneros ponen pausa a sus vidas (una decisión difícil o fácil, dependiendo de la persona) para servir a Dios. Sin haber sido misionera, sólo me puedo imaginar como seria el tener que cavar cada día para seguir adelante, seguir adelante con fe y perseverar hasta el fin. Realmente los mejores años llenos de dificultad.

¿Quiénes son los misioneros?

mormon-sister-missionaries

Sin embargo, el uso de un traje o falda y gafete no determina en completo lo que significa el ser un misionero. Los misioneros son servidores imperfectos dedicados al Señor que hacen todo lo posible cada día para comprometerse totalmente al evangelio. Son personas que han sido apartadas para compartir el evangelio – pero todavía son sólo las personas que confían en Dios que los bendiga en todos sus esfuerzos.

“Supuestamente, no estoy apartada

para predicar el evangelio… o talvez si?”

Supuestamente, no estoy apartada para predicar el evangelio… o talvez si? En el manual de preparación para el templo que hacemos convenio a:

 

“Dedicar tanto talento y medios materiales para la propagación de la verdad y la elevación de la raza; para mantener la devoción a la causa de la verdad; y procurar en todos los medios para contribuir a la gran preparación que la tierra quede lista para recibir a su Rey, — el Señor Jesucristo “.

 

No tengo un gafete con el nombre de Jesús, pero si esto no es un llamado a compartir el Evangelio, entonces no sé qué ha fin de cuentas, todos somos misioneros. Tomamos sobre nosotros el nombre de Cristo en nuestro bautismo. Todos lo representamos en el mundo.

 

De hecho, este fin de semana pasado tuve la oportunidad de ser misionera. Viajé a California para asistir a una despedida de soltera. Una vez allí, me quedé con la novia y su amiga.

 

Su amiga era un miembro devoto de una iglesia cristiana y estaba familiarizada con la fe mormona. Tuve la oportunidad de hablar con ella acerca de su fe mientras ella me preguntó sobre la mía. No era mucho, pero espero que impresione sobre ella lo mucho que amo el Salvador y el evangelio.

Entienda El Plan del Señor Para ti

fourfriends

Mientras mis amigos estaban teniendo el alto espiritual de sus vidas, me esforcé para equilibrar la escuela de tiempo completo, trabajo a tiempo parcial, las relaciones, las actividades extracurriculares, llamamientos exigentes, la asistencia regular al templo, y el drama familiar ocasional. La vida cotidiana. Cuando mis amigos regresaron de sus misiones, dirían cosas como: “Usted tuvo su misión aquí.” Me sentía extrañamente molesta por tener que justificar mi experiencia.

 

Viví con una ex-misionera mi último año en la universidad. Continuamente me impresionó con la dedicación que tenía para sus estudios y su amor por el evangelio. Yo estaba expresando a ella, en un punto, la frustración y solitud que sentí cuando me reuní con mis amigos ex-misioneros. Expresé las mismas dudas que tenía anteriormente. Puede ser que yo también fui espiritual? ¿No es verdad que yo también tengo un testimonio? ¿Acaso no conozco las escrituras?

“Dios tiene un plan único para cada uno de nosotros.

El hecho de que el plan de alguien más les obligaba a ir a una misión no significa que usted tenga que hacerlo.

Evidentemente, usted no necesita esas experiencias para convertirse en la persona que Dios te tiene que ser”

Lo que dijo me cambió mi perspectiva sobre mi situación radicalmente. Ella dijo, “Dios tiene un plan único para cada uno de nosotros. El hecho de que el plan de alguien más les obligaba a ir a una misión no significa que usted tenga que hacerlo. Evidentemente, usted no necesita esas experiencias para convertirse en la persona que Dios te tiene que ser. “Sus comentarios me calmó considerablemente.

Aprenda como aceptar

Young caucasian woman praying

Dios sabe lo que es mejor para cada uno de nosotros a lo más profundo de nuestro corazón, y Él tiene un plan para todos nosotros. Aprendí de mi querida compañera ese día que el tiempo que estamos buscando su consejo y siguiendo su voluntad para con nosotros, vamos a prosperar en su vista y llegar a ser el hijo o la hija que el necesita que seamos.

 

He oído historias de los hombres y mujeres que plantan un palo en la arena y declaran que no se casarían con un hombre o una mujer que no ha cumplido una misión. Me gustaría dirigir estas personas a aprender sobre nuestro Profeta, Thomas S. Monson, que no sirvió a una misión tradicional sino que sirvió en el ejército. Es evidente que una misión no es necesaria para la buena espiritualidad, sino un corazón orientado en el servicio fiel y amoroso.

 

Crecí en un hogar sin misioneros. Mi madre no servio una misión, y mi padre estaba gravemente enfermo durante el tiempo apropiado para servir.

 

A pesar de la falta de historias misionales, los servicios y las actitudes, yo y mis hermanos fuimos criados en rectitud y, de hecho, nacido de buenos padres. Nos enseñaron a distinguir el bien del mal, tratar a los demás con amabilidad, vivir y pensar deliberadamente, etc. ¿El hecho de que yo fui criada por personas que no sirvieron como misioneros atrofio mi crecimiento espiritual? Absolutamente no.

 

En su lugar, fortaleció mi testimonio y me hizo la persona que soy hoy. Por supuesto, el buscar por un ex misionero para casarse es loable; Sin embargo, si todo lo que un hombre o una mujer están buscando es una casilla marcada fuera de su lista de “cónyuge adecuado”, le advierto ellos. Mira el corazón de la persona, no un resumen de su vida espiritual.

 

Los miembros que no sirven misiones no deberían tener que justificar por qué se quedaron en casa. La decisión de ir a una misión se basa en el diálogo personal con nuestro Padre Celestial. Están aprendiendo en casa tanto como los miembros que fueron a sus misiones. Es cierto, que podrían estar aprendiendo lecciones diferentes en momentos diferentes, pero están progresando igualmente.

Asegure Su Crecimieno Espiritual

women-service-visiting_1296274_inl

Para aquellos de nosotros que no tuvieron la oportunidad de servir, que se les impidió el servicio, o que simplemente no eligieron una experiencia misional en este momento, aquí hay una lista de cosas para asegurar su progreso espiritual.

 

Haga lo que aprende en la primaria

Es decir, leer los pasajes de las Escrituras, orar regularmente, ir a las reuniones de la iglesia, cumplir con sus llamamientos, hacer sus visitas de hogar / maestras visitantes, etc. “Por medio de cosas pequeñas y sencillas se realizan grandes cosas” (Alma 37: 6). Aumente su testimonio a través de acercarse al Señor.

 

Asistir al templo todo el tiempo, tanto como sea posible

Tuve la suerte de vivir cinco minutos del Templo de Probo, pero incluso si usted vive a pocas horas, trate de ir lo más que pueda. No hay nada más dulce que el Espíritu del Señor y la paz que se siente en el interior del templo. Por favor asista. No se arrepentirá.

 

Empezar a obrar hacia sus investiduras

Este proceso fue una de las mejores cosas para mí. Me imaginé que recibiría mi investidura cuando me casaría, pero cuatro años, unas pocas citas, y siguiendo múltiples cursos de preparación para el templo, estoy contenta de haber avanzado en la fe al recibir mis investiduras por mi cuenta, agregando bendiciones tan necesarias a mi vida.

 

Servir, servir, servir!

Admito, este punto es probablemente el más difícil para mí para cumplir, “cuando os halláis al servicio de vuestros semejantes, solo estáis al servicio de vuestro Dios” (Mosiah 2:17)! Nada suaviza el corazón como el servicio.

 

Estudio de las escrituras.

Sé que lo mencioné anteriormente, pero lo tengo que destacar una vez más. Las verdades contenidas en las escrituras son tan preciosas y brillantes y verdaderas. Tengo un testimonio profundo de la inspiración espiritual que podemos recibir cuando cavamos en la palabra de Dios, tanto en la antigua escritura y la revelación moderna.

 

No es mi intención el disminuir el servicio de estos hombres y mujeres fieles que entran en el mundo armado con el poder de Dios para salvar a las almas perdidas.

 

En lugar de ello, espero inspirar a la gente a aceptar el ofrecimiento de los que no sirven misiones. La gente puede ser buena o mala independientemente del servicio misional. Dios no mira la apariencia exterior, sino en el corazón.

 

Pinterest_notmission

| Misioneros
Publicado por: *Rodrigo Villalba Basso
Soy de Uruguay, estudio en BYU y pertenezco a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Dia de reposo
Líderes de la Iglesia: un llamado a una observancia del día de...
5 Razones Dadas por un Investigador Explicando de Donde Viene la...

Deja un comentario*

comment_before*